domingo, 9 de septiembre de 2012

Leyenda Quiteña La Mano Negra , nivel B1

Esta entrada esta diseñada en: Modo Indicativo, Presente. Para Nivel B1



La Iglesia de San Francisco es un monumental edificio católico que está en medio del centro histórico de la ciudad de Quito frente a la plaza del mismo nombre. El hermoso edificio es el conjunto arquitectónico de mayor dimensión dentro de los centros históricos de toda América y por ello es conocido como "El Escorial del Nuevo Mundo". San Francisco es, además, una verdadera joya de la arquitectura continental por su amalgama de diferentes estilos armoniosamente combinados a lo largo de sus más de 150 años de construcción.
Las leyendas quiteñas nacen de la imaginación , de las vivencias diarias de los personajes que vivieron en las Iglesias. Aquí presento una de las mas curiosas y divertidas leyendas Es una invitación a visitar esta Iglesia en Quito, Ecuador,y dejar que la imaginación juegue en este lugar, tal vez descubran una puerta secreta o una mano negra.

“¿HAY ALGUIEN AHÍ?”                          LA MANO NEGRA


La voz suena en toda la iglesia. Nadie contesta ,un  feo y raro ruido viene  desde las bancas del lado izquierdo, cerca del confesionario. ¿Qué es  esa sombra que se mueve velozmente por allá? El joven sacerdote tiembla  y camina hacia el otro lado de la iglesia
“¿hay alguien ahí?”, pregunta otra vez, algo suena como dedos marchando  sobre  madera y    ahora está  seguro que no es un ratón o una rata.
El joven sacerdote va  cerca de la imagen de Cristo que  parece mirar al joven sacerdote con dulzura…. entonces  el joven ve  bajo una banca: parecía una araña, pero muy
 grande.  Un frio pone al joven  la carne de gallina, Mira nervioso al otro lado de la iglesia “.socorro”  grita el joven sacerdote, tal vez puedo salvar mi vida él quiere correr pero esta  aterrorizado y sus piernas están como de piedra.
No hay duda: aquella cosa horrible es la famosa Mano Negra . Ahora, temblando de terror, mira como la Mano se mueve lentamente hacia él. Cuando la ve más cerca  él mira  que la Mano no es negra  es peluda tambien,. El hombre grita: La Mano Negra salta hacia atrás, su corazón  late muy rápido. . Su cuerpo esta helado de miedo. .
Tantos meses de barrer solo el piso de la iglesia de San Francisco, tantas noches de dormir como un bebé sobre las bancas en medio de aquellas sombras frías y silenciosas, y ahora está  ahí, a mitad de la noche, aterrorizado ,la mano baila frente a él, la mano llama al joven sacerdote, El joven sacerdote  quiere correr pero resbala y cae ,la mano camina hacia el joven y llama al joven .el joven sacerdote sigue a la mano, pero la mano corre rápidamente, y desaparece tras el confesionario
La siguiente noche, él y la Mano Negra otra vez se encuentran pero la actitud del joven sacerdote es  más relajada y confiada. Y lo mismo  la noche siguiente y la siguiente. Es  un encuentro misterioso en el silencio de la noche y que nadie quiere creer, todos los amigos sacerdotes creen que el fraile  Diostedé  está loco. Una noche, cuando está dormido sobre una de las bancas, una voz dentro de su cabeza le llama. El  Abre los ojos y ve a la Mano Negra justo frente a él... La mano lo está llamando….él siente que es el momento,no quiere caminar pero sonámbulo sigue a la mano negra ¿A dónde quiere  llevar la mano al fraile Diostedé?
La Mano peluda corre rápidamente a través de las sombras silenciosas  sobre la vieja madera del piso. Una pesada puerta de piedra está abierta, es bastante raro pues él nunca antes ve esa puerta secreta cerca de  las tumbas de sacerdotes. La Mano Negra salta  dentro de la habitación  oscura. El joven sacerdote  sigue a la mano negra. Él  No puede  ver nada pero está en calma. No tiene miedo, tiene un poco de confianza en la mano negra. De pronto, un enorme vacío  está abierto bajo sus pies y el joven sacerdote fraile Diostedé desaparece  gritando muchas palabras. Nadie entiende las palabras que dice el joven. Sus amigos sacerdotes corren a ver a Diostedé, pero el joven ya no está. el joven y la mano negra desaparecen para siempre.

Conjeturas:
Pero déjame decirte algo más: quizá el joven sacerdote escapa en busca de su amor de la niñez y, el cuenta  tantas veces la historia de la Mano Negra a los otros sacerdotes del convento, que ellos si creen que la mano negra lleva al joven a un lugar lejos del convento.

 Tal vez ni existe la mano negra ni el sacerdote, la gente solo inventa  la historia para asustar a los niños y hacer que tomen la sopa.

Tal vez  solo es la imaginación de un joven sacerdote que duerme en las bancas y cuenta leyendas para asustar a otros sacerdotes que quieren dormir en las bancas.





Tomado de:
ALLAN GARCIA, Edgar. 3 Magical Legends from Ecuador; La mano negra; primera edición; Ecuador: Editorial El Conejo; 2004, págs 19-28

Ilustraciones: Rebecca Millhouse


2 comentarios: